migrante

Ni yendo a la luna…

Estoy almorzando en el restaurante de siempre. Es un restaurante español y eso hace que unos y otros saquen a flote sus mejores experiencias culinarias, reales o inventadas. Todos queremos “tener mundo” e impresionar a nuestra mesa con grandes historias de comidas raras y extrañas que hemos tenidos en “nuestros viajes”.

Vine solo. Mientras escaneo mis redes es inevitable escuchar un poco de aquí y allá. En la mesa de al lado se ríen con escándalo de algunas de estas anécdotas.

Uno cuenta con asombro como hace poco en Madrid vio que había gente desayunando vino y chorizo, todos le hacen el coro, ohhhhhhh, que poco saludable pero que buena vida.

Si, tan saludable como un caldo de costilla o una Arepa e’ huevo o cualquier otro plato de nuestra sana gastronomía pienso yo… (además que en 5 años viviendo en España NUNCA vi a nadie haciendo esa combinación)

En fin, que siguen hablando y deriva el tema a cómo ven a los colombianos en España, el personaje dice que “ahora si existimos”, “gracias a James” puntualiza. “Antes sólo nos conocían como narcos y putas”.

Bueno, “como los venezolanos”, dice para reafirmar su postura con suficiencia, “que ahora se vienen en bandada a Colombia y lo único que ve uno son putas y rateros”.

Carajo. Ya me dañaron el almuerzo. Volteo y hago una cara de desagrado amplia y bastante evidente.

Uno del grupo matiza “bueno, algunos, no todos…”

Y el otro vuelve a la carga “pues la mayoría…”.

Pienso, como siempre, que las generalizaciones sólo hacen daño, que no ayuda en nada pensar que todos son X o Y.
Continue reading

Bogotá - Colombia 30

Mil muros

En 2006 vivía en Barcelona, estudiaba de día y trabajaba en las noches en un restaurante en la zona de Gracia. Cuando salía en la madrugada ya todas las tiendas y locales de la zona ya estaban cerrados y en sus esteras y puertas resaltaban excelentes graffitis que a la luz del día muy pocas veces se podían ver.
 
A partir de ahí empecé a fotografiar con la cámara o celular que tuviera a mano todo el arte urbano que me tropezaba por la ciudad condal y lo volví una costumbre. Desde entonces en cada ciudad a la que voy trato de capturar la mayor cantidad de fotos de todo tipo de expresiones pintadas en los muros…

El arte urbano para mi es un termómetro de las expresiones, culturas y narraciones de cada ciudad, capturo todo, desde increíbles murales de gran formato hasta tags (firmas) sin mayor sentido, creo que cada uno de estos graffitis dice algo de quien lo hizo… Continue reading