Cortado y descafeinado

Si me pongo a pensar podría decir que Meli es una boluda qui parla molt be el catalá, también podría pensar que es una catalana con alma de argentina o quizás que es una costeña que nació en el lugar equivocado.

En fin, amiga más allá de la distancia, publicista (PR diría ella), viajera, fotógrafa, un poco loca, espiritual a más no poder y algunas cualidades más la definen a la perfección.

El cuento es que sin pensar mucho en los consejos que  le dieron de todas partes del planeta se le dio por venir a visitar LoCombia para así tener otra mirada más del mundo, una mirada local, cotidiana y muy caribeña alejada de los museos y cercana a la calle, a la gente.

Nada más llegar la confundió el encanto caribe, el realismo mágico y la loca cotidianidad de estas tierras, nada más llegar su cámara se reveló a tomar una foto más y tuvo que hacer SU mirada desde MI mirada, bueno en realidad desde mi cámara pero ya eso es un poco mirar a través del otro.

Así que cámara de fotos en mano ella y cámara de video en mano yo recorrimos Cartagena, El Parque Tayrona y Santa Marta en un contrapunto visual pocas veces vivido antes, al menos por mi.

Obvio, también aprovechamos y tomamos sol, nos pusimos negros, negritos, tomamos cerveza, ron y aguardiente, bailamos, escuchamos chistes, un verso le dedicaron, conocimos gente, hablamos, conversamos y hasta tiempo de mirar y mirarnos nos dio.

Ella se fue con el sabor de los casi 20 jugos de fruta que se tomó, con una adicción incontrolada por las arepas de huevo, con el “aja” y el “nojoda” pegados y con la dulce sonrisa de la que se quita un preconcepto. En un rato aterrizará en tierras catalanas, cambiará el vallenato por sardanas, el pescado frito y los patacones por el pa amb tomaquet y las sonrisas de la gente por miradas simples y sin sal.

Los videos están en el congelador, sus imágenes en mi mente, como me gusta que retraten mis espacios y mi cotidianidad así, como me gusta retratar mi cotidianidad así cortada y descafeinada.

Así vio Meli a Colombia, mi Locombia.

Fins despres Meli, bon viatge i millor tornada al teu espai en BCN, el nostre espai…

cartagena

ventass callejeras

plaza

carretilla y sueño

Ver más fotos…

masaje

colombia es asi

casa vieja

sombras en la arena

el terrible

jugos variados

coco en san juan del guia

parque tayrona

maria mulata

cactus en casa

5 thoughts on “Cortado y descafeinado”

  1. ¿Y tu amiga no se intoxicó y casi murió con los jugos que se tomó en nuestra Región Caribe? Tu amigo el @Gerente debería leer este post y dejar de echarnos tanta vaina. Que aquí se come y se bebe bien.

    Alejandro, no sabes cuánto me emociona ver en tu blog algo bonito otra vez, porque desde la luna de Barranquilla no has hecho otra cosa que quejarte de tu nuevo entorno.

    Italo Calvino decía en su libro “Las ciudades invisibles” que hay un infierno, el de los vivos, que sucede aquí y ahora. Y que para combatirlo hay dos formas: o lo ignoramos y dejamos que siga ahí. O buscamos qué, en medio del infierno, no es infierno. Y hacer que dure, y buscarle espacio. (Cito casi literal)

    Tu blog debería ser eso. Un lugar para ver qué en Barranquilla y nuestra Región no es infierno y mostrárselo a esos que están aquí y que se quejan a diario.

    La verdad está en los ojos, recuerda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *