Category Archives: colaboraciones

tetas urbanas, maniqui, barranquilla, Centro,

¿Incorrecto? o ¿incorrecta?

Publicado originalmente en “Guerra de géneros”, especial por el  primer año del blog de Naty Marenco.

—-

Esto de la guerra de los géneros siempre se me ha dado muy mal, no sé si será que soy muy políticamente correcto, al menos muchos más de lo que debiera/quisiera ser o que en una de mis muchas pajas mentales creo que tengo un club de fans (nahhh) y por tanto, vuelve la corrección política, no debo/quiero herir susceptibilidades.

Al carajo. A ver si puedo…

Hombres y mujeres no somos iguales, nunca lo seremos, no ser iguales no significa que uno sea mejor que otro, no lean entre líneas, significa que no somos lo mismo ni somos iguales, ya está, pare de contar, sin más interpretaciones.

Si, sin más interpretaciones, porque esa es, precisamente una de las principales y más marcadas diferencias entre unos y otros, la intertextualidad.

Si un hombre dice “quiero una cerveza“, la traducción es “quiero una cerveza“, como mucho agréguenle alguna alusión al sexo y pare de contar.

Si por el contrario una mujer dice “quiero un chocolate” (o una cerveza que ellas también toman el adorado liquido de cebada) la traducción será algo como “quiero un chocolate/cerveza, aunque en realidad no quiero un chocolate/cerveza sino saber que tu todavía me quieres tanto como para tener pequeños y sencillos detalles conmigo como aquella vez que empezamos a querernos después de la fiesta de pablito, pero si no eres capaz de darme un detalle tan pequeño puede que no me merezcas tanto”.

Coño…

Un pensamiento a la vez, ¿es mucho pedir?

En fin, esta, como cualquier generalización, es errónea hasta que se demuestre lo contrario, igual hay tipos que se enrollan la cabeza más de la cuenta (yo, a veces, uno de ellos) y tipas que se toman la cerveza o se comen el chocolate y siguen su vida, sin procesar un sólo pensamiento más. Hay gente para todo.

Diferencias, muchas, parecidos también muchos, podría estar disertando en este espacio por horas y horas y nunca acabaría de marcar las diferencias y parecidos que hay entre nuestros amados/odiados géneros.

Por cierto, hay algo que nunca he entendido muy bien, y de hecho yo estoy cayendo en ello en este escrito, pero no entiendo porqué siempre que se habla de géneros (o de guerra entre ellos) el tema en el que (o desde el que) se enfoca todo es el amor.

Sé que somos seres sociales, que el amor es una de las emociones naturales del ser humano que más nos mueve, que en el cine y la TV siempre lo usan como excusa para contar sus historias porque saben que siempre habrá alguien que se sienta identificado, es igual, hay muchas maneras más de relacionarnos que el amor pero por aprendizaje social o yo que sé que excusa hormonal, científica, apostólica o romana hemos decidido que siempre que queramos darle palo al género opuesto debemos hablar sobre el amor.

Bueno, tenía que decirlo, no deja de ser una opción fácil, así que sigamos entonces.

Otra de las diferencias entre XX y XY es la película, y cuando hablo de película me refiero al “empelicule”, porque no podrán negar que aunque hay empeliculados de lado y lado casi siempre, yo diría un 75% de las veces, la que se arma películas es la mujer, hay hombres empeliculados, seguro que sí, pero estoy seguro ( ¿algún estudio de esos que hacen cada cierto tiempo por ahí que lo asegure de manera científica?) que hay un mayor número de Spielbergs femeninas que masculinos. Aunque ahí sí como dije alguna vez, nadie le arma películas a nadie…

Ojo, la película tiene varios estadios, no es sólo la película de Ella piensa: “somos novios, nos queremos” y el piensa: “la estamos pasando bueno, la estamos pasando bueno, la estamos pasando bueno”, también está la película de ella piensa: “Tengo razón, tengo la única y verdadera razón en esta discusión” y el piensa: “como jugó de bien Ronaldo y que buenas tetas tiene su mujer” o también la de ella piensa: “los hombres son unos cerdos” y el piensa: “Cerdo o pollo

Es eso, la cabeza de la mujer usualmente es más centrada y la nuestra más, mucho más, (des)centrada. Ellas piensan en A nosotros en 12, letras y números, no cuadran y por eso es que a veces nos cuesta tanto entender(nos), no se han parado a pensar que muchas de las veces no queremos ni siquiera, valga la redundancia, pararnos a pensar y simplemente estamos tratando de vivir la vida sin mayores complicaciones ni pensamientos extraños y enrevesados.

Esta última idea viene, por supuesto, viciada, los hombres somos más importaculistas (del verbo meimportaunculo) que las mujeres, le damos menos importancia a los detalles y una discusión o un intercambio de ideas con una fémina rara vez nos sacara una lagrima pero no es por ser los meros machotes, como se armaran la película algunas/os, sino porque creemos que la vida es muy corta para darle tanta importancia a estos pequeños rounds de la vida cotidiana.

Eso, que podría seguir escribiendo prosa barata, escribir poesías de lo bueno y lo malo de cada género o irme lanza en ristre contra ellas o contra nosotros mismos en sendos panfletos pero visto lo visto mi corrección (bendita corrección) puede más que mis letras.

O, pensándolo bien, quizás no es corrección, simple y llanamente tengo claro que no podemos vivir ni con ellas ni sin ellas. Así funciona. Ni contigo ni sin ti.

 

Quinto DELM Barranquilla: Branding&Marca

 

afiche-quinto-delm.jpg

 

Y se vino el quinto DELM Barranquilla.

El evento en el que los entusiastas barranquilleros de la web se reunen a conversar los más variados temas del entorno dospuntocero cada vez toma más fuerza y acoge un espectro de temas más amplio.

En este quinto DELM el tema del que conversaremos será el branding personal y empresarial. La marca personal y empresarial creada a través de las redes sociales y cómo un buen uso de la web puede verse retribuido en un reconocimiento para la marca que manejemos.

La cita es el domingo 21 de marzo a las 11 am en la Cra. 47 No. 70-204 Club de Amigos (Ver mapa En este link).

De igual forma, los que no puedan asistir de manera presencial podrán ver el evento a través de nuestra transmisión vía streaming en nuestro canal de señal en vivo.

Al evento asistirán los diversos trabajadores de la web barranquilleros y como invitado especial Adrian McYorian, realizador audiovisual barranquillero que nos contará su experiencia de creación de marca a través de la red con su webshow “las crónicas del último DJ“, espacio con el cual ha ido creando una marca personal, atrayendo reconocimiento público para el (y de paso para su empresa) tanto en Colombia como en el exterior. Lo pueden seguir en twitter @mcyorian

Y de manera “virtual” (Vía Skype) nos acompañará desde Barcelona, Esp. Joan Jimenez, brand angel y autor de varios ebooks referidos al branding personal como estrategia de trabajo en las redes sociales (además de ser el creador del concepto Spoonch, la brandguide y otras locas e interesantes ideas con el branding como motor). Lo pueden seguir en twitter @joanjimenez

Pueden ver el video promocional del quinto DELM en este link

17 de dic. Evento “Video por web” en Pio.la

El video por web es, sin duda alguna, la más fuerte tendencia en la web durante los años que corren, por esto considero que es necesario retratar el estado del video por web en español, conocer y comprender qué se está haciendo, qué nuevas miradas se están potenciando y qué nuevos tipos de narrativas se están utilizando.

3 años como videoblogger me hacen entender que el mercado audiovisual por web está en un punto en el que debemos mostrar todo lo que se está haciendo en la actualidad, lo mucho que se está haciendo, para poder potenciar su relevancia en un mayor público cautivo.

Después de mi participación en el evento “Periodismo en la web” en donde estuve hablando sobre las nuevas narrativas audiovisuales en la web y al ver el creciente interés por parte del público y la cantidad de aristas que tiene el tema en si mismo surgió la idea de hacer un evento dedicado sólo al Video por Web en la misma plataforma Pio.la.

logo-video-por-web-piola.jpg

Me puse entonces a contactar a todos los conocidos de Videoblogs y Web TVs y gracias al apoyo de @linaceballos y todo el equipo @pio_la hemos logrado organizar el evento que contará con una excelente participación de 7 presentaciones con reconocidos y activos participantes del entorno del video por web.

Para ver todas las presentaciones en vivo deben ir a esta dirección http://pio.la/piolas/video-por-web  el jueves 17 de dic. de 3:30 a 8:30 pm

Las participaciones son variadas:

A las 3:30 pm Yo (AKA AlejandroAngel) me encargaré de dar la bienvenida y hacer un breve contexto del video por web en español, así como de mostrar algunos de los espacios e  iniciativas (grupos y webs grupales) que se están dando para apoyar el fortalecimiento del video por web en español.

A las 4:oo pm Andrés Arias (AKA Cafeycassette) hablará sobre “Cómo iniciar en el video por web y sus ventajas”, … la inmensa posibilidad de crear nuestros propios contenidos, además las ventajas de creación y experimentación que traen estas nuevas tecnologías.

A las 4:30 pm Juan David Escobar (AKA El Reticente) hablará sobre “La vida como documental y el documental en la red” Llevar siempre dispositivos eternizadores para registrar la vida, es una regla obligatoria. Vivir las cosas de cerca, es necesario para escuchar y ver bien.

A las 5:00 pm Viktor Lozano (Que Hay D-News y Hablando de Diseño) hablará sobre “La web TV como un mundo de posibilidades”del gran espectro de posibilidades que nos brinda el video por internet intencionado como Web TVs, así como de los requerimientos técnicos para empezar y experiencias personales al respecto.

A las 5:30 pm Ana María Vallejo (Punto Link en Vivo) Nos habla de “Televisión 2.0”Hacer Televisión 2.0 desde la experiencia de Punto Link. Experiencias y posibilidades.

A las 6:00 pm Hector Milla (Balzac TV) nos habla sobre “Web TV y crowdsourcing” … Balzac va a poner en marcha un modelo de crowdsourcing, es decir, dar pertenencia y votos en la editorial de la plataforma WebTV a cambio de suscripción como fan.

A las 6:30 pm Miltón Trujillo (Casa Occio TV) Nos habla del proceso “de Caliwood a Caliweb, Vlogueando Formación Audiovisual”  … Informamos y promocionamos a realizadores de la región para formar a los que se vienen a través de la web; a partir de ver y conversar, de entrevistar y acompañar, ya sea un rodaje, una conferencia o un conversatorio.

A las 7:00 pm Joan Planas  nos habla de “Los nuevos formatos de los nuevos medios Audiovisuales”  … Loneygirl era una chica que contaba su vida en un canal de youtube, era todo muy real, consiguió miles de fans hasta que un día se descubrió que era una actriz y su vida un show escrito por directores de cine. Internet a roto las reglas para contar historias, para emocionar.

Y para cerrar el evento a las 8:00 pm Yan Camilo Vergara (Telemedellín 2.o) Nos habla de la “Tele-visión dos punto cero desde la TV pública” La conjugación del verbo “participar” desde la llamada TV 2.0 con una visión de televisión pública y local que se atreve a decir “No sólo somos un canal de TV”

Un evento lleno de información y tendencias en el video por web que no hay que perderse. Los esperamos. Rieguen la bola.

Entonces los esperamos este jueves 17 de diciembre desde las 3.30 pm (Eastern Time -US & Canada-), para ver todas las presentaciones en vivo deben ir a esta dirección http://pio.la/piolas/video-por-web 

La televisión que quiero – La Comuna TV

[blip.tv http://blip.tv/play/gqgJgZOEOQI]

Warhol dijo que en el futuro todos tendríamos derecho a 15 minutos de fama, no se si en algún momento tendré estos 15 minutos pero al menos con mi aparición en el más reciente episodio de La Comuna TV ya tuve mis 10 minutos segundos de fama.

La Comuna TV es un webshow producido en España por un grupo de locos que a costa de innovar y generar nuevos productos audiovisuales han ido cambiando las formas de hacer TV.

Por  esta razón que mejor idea para su episodio número 10 que darle las riendas del mismo a otro grupo de locos regados por la web (y por el mundo) para que en 10 segundos contaran “cual es la televisión que quiero”;  hubo quien ni siquiera intentó ceñirse al tiempo, stpo motion, gente en la grama, playeros, cocineros  y mucha gente mas que hicieron que el resultado final fuera un episodio de lo más divertido.

Tal y como dije, la tele que quiero tiene “cuerpo de handycam pero alma de HD, una televisión directa, una televisión cercana, una televisión que no tiene en cuenta los equipos técnicos sino los conceptos o las ideas que se transmiten”

Taller de videoblogs en Uninorte

[blip.tv http://blip.tv/play/ga9EgYLXSgA]

Hace más de 2 años estoy haciendo videoblogs, he participado en varios grupos colaborativos sobre el tema y hasta decidí que mi tema de investigación para el doctorado sería precesiamente el mundo del video por internet; ya es hora de empezar a compartir el conocimiento adquirido en la teoría y la práctica.

Durante la semana de Internet, telecomunicaciones y sociedad de la información que se celebra esta semana en la Universidad del Norte estaré dictando un seminario/taller practico de cómo crear un canal de video por internet.

Fecha: Jueves 21 de mayo
Hora: 10.30 a 12.30 am
Lugar: Aula digital de la Universidad del Norte
Entrada libre (lleguen temprano, sólo hay 30 cupos)

Si les interesa seguir el evento en vivo lo pueden hacer por Ustream en http://www.ustream.tv/channel/semanainternet y pueden hacer preguntas a través de twitter con replies a @alejandroangel o a @semanainternet

+ info del evento en
http://uninorte.edu.co/eventos.asp?ID=193
http://tallerdevlogs.blogspot.com

También me hicieron una entrevista sobre el evento en Uninorte FM Stereo
http://www.goear.com/files/external.swf?file=5de0e94

Cortado y descafeinado

Si me pongo a pensar podría decir que Meli es una boluda qui parla molt be el catalá, también podría pensar que es una catalana con alma de argentina o quizás que es una costeña que nació en el lugar equivocado.

En fin, amiga más allá de la distancia, publicista (PR diría ella), viajera, fotógrafa, un poco loca, espiritual a más no poder y algunas cualidades más la definen a la perfección.

El cuento es que sin pensar mucho en los consejos que  le dieron de todas partes del planeta se le dio por venir a visitar LoCombia para así tener otra mirada más del mundo, una mirada local, cotidiana y muy caribeña alejada de los museos y cercana a la calle, a la gente.

Nada más llegar la confundió el encanto caribe, el realismo mágico y la loca cotidianidad de estas tierras, nada más llegar su cámara se reveló a tomar una foto más y tuvo que hacer SU mirada desde MI mirada, bueno en realidad desde mi cámara pero ya eso es un poco mirar a través del otro.

Así que cámara de fotos en mano ella y cámara de video en mano yo recorrimos Cartagena, El Parque Tayrona y Santa Marta en un contrapunto visual pocas veces vivido antes, al menos por mi.

Obvio, también aprovechamos y tomamos sol, nos pusimos negros, negritos, tomamos cerveza, ron y aguardiente, bailamos, escuchamos chistes, un verso le dedicaron, conocimos gente, hablamos, conversamos y hasta tiempo de mirar y mirarnos nos dio.

Ella se fue con el sabor de los casi 20 jugos de fruta que se tomó, con una adicción incontrolada por las arepas de huevo, con el “aja” y el “nojoda” pegados y con la dulce sonrisa de la que se quita un preconcepto. En un rato aterrizará en tierras catalanas, cambiará el vallenato por sardanas, el pescado frito y los patacones por el pa amb tomaquet y las sonrisas de la gente por miradas simples y sin sal.

Los videos están en el congelador, sus imágenes en mi mente, como me gusta que retraten mis espacios y mi cotidianidad así, como me gusta retratar mi cotidianidad así cortada y descafeinada.

Así vio Meli a Colombia, mi Locombia.

Fins despres Meli, bon viatge i millor tornada al teu espai en BCN, el nostre espai…

cartagena

ventass callejeras

plaza

carretilla y sueño

Ver más fotos…

Continue reading

“Videoblocaires” Reportaje en TVE

granangular.jpg

 VER EL VIDEO

Videoblocaire es la forma como se denomina en catalán a los videobloggers o videocreadores para la web.Todo el mes de diciembre  Antonio cortes, un realizador de Televisión Española (TVE), nos estuvo siguiendo con su cámara a Munyoki, Zitun, Tognasi, Ginatonic y a mi para mostrar el día a día de varios videocreadores para la red; la razón: videoblocaires, un reportaje para el programa Granangular.cat que se emite en La 2 de TVE cada sábado a partir de la 11.30 pm.

El sábado pasado fue la emisión y ya está al aire en su web; según palabras de su realizador en el reportaje se “presenta a cinco personas de diferentes edades y estilos que han creado su propia plataforma de difusión audiovisual a través de internet. La intención, la motivación, la pasión y la finalidad de hacer su propia televisión son algunas de las cuestiones que se abordan”

Para mi estos detrás de cámaras fueron una gran despedida de BCN, en mi caso Antonio además de entrevistarme en la linea del tranvía y en mi piso lleno de maletas a medio armar -un par de días antes de volar rumbo a este lado del charco- se “coló” en dos grabaciones de capítulos de Habitantes de Babel (con Queca de Italia y con Juan de Argentina) y vio desde su mirada como es una grabación desde la óptica de los videocreadores web.

No se pierdan el reportaje, está muy bueno.

VER EL VIDEO

¿Volver? (3/3)

Dicen que no hay dos sin tres, así que para cerrar este ciclo de post sobre el volver a la tierra después de probar la vida del otro lado del charco escucho lo que me cuentan Clarisse desde Brasil y David desde Barranquilla, Col.

Clarisse Coradini, periodista, Brasil

La fecha registrada en mi pasaporte me dice que he regresado de España hace ya casi tres años… pues yo no me fío. De verdad lo que siento es que aún no acabé de hacer esa mudanza, una parte muy importante de mi corazón se quedó allá y como que se recusa a volver. Voy forzando, y recién ahora me siento viviendo más en Florianópolis que en Madrid.

Cuando estaba en Madrid, sentía que la imágen que se hacía de Europa en Sudamérica no correspondía a la realidad, que lo cotidiano era mucho más duro que el sueño dorado que se relaciona al viejo mundo. Ahora, por el contrário, nustra violenta realidad sudamericana me hace creer cada vez más que la calidad de vida corresponde al otro lado del charco…

Y vamos, yo aquí tengo una vida buenísima. No me puedo quejar. De hecho, no me quejo, pero paso los días echando de menos las cosas de España, las noches de marcha, los viajecitos de fin de semana, las amistades de todo el mundo…

Volver es como reconstruir la vida sin tener un objetivo tan claro como era el hacer el master y sin una fecha de final que dejaba los malos ratos mucho más fácil de aguantar – por lo temporal que era todo- Nunca he hecho nada tan maravilloso cuanto lanzarme a vivir en España, tampoco he enfrentado una tarea tan difícil como regresar y rehacer mi vida en Brasil. De todo eso, claro, salgo con más madurez y la idea de que mis proximas vacaciones deben incluir Madrid o sí, o sí.

David Pino, Ingeniero, Barranquilla, Col.

Una de las primeras experiencias que me ubico en la realidad de lo que significaba volver a mi país, después de haber estado dos años por fuera, fue al hacer la escala en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá, yo estaba en la puerta de un estrecho pasillo esperando una busetica que según el vigilante pasaba cada cinco minutos, cuando yo llevaba casi veinte esperando (una impuntualidad que absolutamente nada tenía que ver con Suecia o incluso con España, los dos lugares donde viví en Europa); hace unas horas yo había tomado un puntual y moderno tren en el Aeropuerto de Madrid Barajas para cambiar de Terminal; las diferencias tecnológicas, de infraestructura y organización eran más que evidentes y era solo el comienzo, un pequeño hecho que desde temprano me decía: “ya estas en Colombia”.

Sin embargo, todo ello, terminaría pasando, al menos provisoriamente, a un segundo plano por la enorme alegría de volver y de algún modo recuperar lo que siempre había sido mío: ver a mi familia y amigos, volver a mi casa, probar la comida de mi mamá, bailar una salsa en Barranquilla, oír una cumbia, comer un caribañola en la calle, etc…cada pequeño detalle se convertía en un evento único e indescriptible; eran todo un momento de celebración y descubrimiento; con tantas emociones y alegrías en ese período  aún sigo convencido que mis primeras semanas en Barranquilla han sido las mejores vacaciones de mi vida.

Después de este  período idílico y habiendo recuperado cada sensación perdida empieza la realidad, la realidad de reconstruir una nueva vida, porque uno de los mayores engaños que se puede sufrir es pensar que el tiempo se ha detenido mientras uno estuvo fuera y que las cosas seguirán siendo tal como uno las dejo. Entonces, desde encontrar un trabajo y reintegrarse a la vida social, empieza el verdadero proceso de adaptación al regreso; un período en el cual pasan por la mente de uno las antes impensables comparaciones entre un mundo y otro, tratando de responder sin poderlo hacer si era mejor estar aquí o allá, y a veces encontrando como única respuesta la frase “no hay nada mejor que casa”.

Escuchando las historias de los que volvieron me di cuenta que aunque no planee volver por ahora hay mucho por hacer, mucho por apropiarse y mucho por recordar. Es una buena etapa de la vida y por eso hay que seguir trabajando para no tener que escribir mi crónica de la vuelta  a casa todavía .

Gracias a Liliane, Paul, Marianne, Cata, Clarisse y David por  escribir esta sencilla serie de experiencias.

¿Volver? (2/3)

Y sigo escuchando lo que me cuentan aquellos amigos que por una u otra razón aparcaron la búsqueda del sueño europeo y volvieron a trabajar en sus países.

Sus escritos me muestran un ambiente y unas sensaciones, sus descripciones me hacen notar que volver no es tan fácil como parece ni tan difícil que no se pueda, para bien y para mal el ser humano es un animal de costumbres.

Cata es de Bogota, Mariam de Caracas, las dos fueron mis compañeras de piso en la época de Madrid, las dos se devolvieron y las dos tienen algo que contar.

Ana Catalina Baldrich, Periodista, Colombia
Cuando el país es un punto

Regrese a mi Colombia hace un par de años, sin querer para ser sincera ya que España y en especial Madrid me llenaron de vida, de ideas, vivencias y de todo lo que se necesita para sentirte en casa. Sin embargo, por razones que no vienen al caso volví a ella y en ella vivo intentando a diario no extrañar el país del otro lado del océano.

El temor primero del regreso se resumía en trabajo ya que todos sabemos que no es fácil vivir de lo que te gusta en un país en donde la mayoría de los medios pertenecen a unos pocos. Pero la suerte me acompaño así como la experiencia de España que a pesar de la distancia me persigue.

Hoy trabajo para una agencia de noticias española y desde acá no pierdo el contacto con la paella y las tapas, disfruto de la bandeja paisa y el arroz con pollo pero con el gusto del sabor castellano a diario.

Soy feliz aunque extraño, y si extraño es porque cuando puedes vivir fuera de tu burbuja te das cuenta de que tu país no es mas que un punto en un inmenso globo, un punto pequeño que te da las bases para ser quien eres pero que te anima a descubrir los demás puntos. Mi gran país inmenso y rico es solo es un punto y por eso ahora fijo la mente en el resto del mundo que falta por descubrir, una parada en mi propio punto para tomar fuerzas y luego continuar en el viaje preparado para los que amamos la patria pero queremos dejar las fronteras para asumir que nuestra nacionalidad son tres colores que se ven mejor cuando se mezclan con el azul y el verde del globo entero.

Yeimi Ramirez Avila, Venezuela, Periodista

Caminar de eso se trata esta historia. Andar por vez primera, paso a paso si se quiere o al ritmo de las ganas mezcladas con el desconcierto, pero andar. Un largo trayecto lleno de esperas, rostros que se dibujan a lo lejos. Entre éstos se reconoce la imagen de la impaciencia. Valijas que parecieran transitar torpemente entre colores y cargas. Movimiento sí mucho movimiento y al final la palabra esperada Bienvenido pero a qué, a dónde y hasta cuándo. Interrogante esta última que aparece justo en el momento en el que los tiempos deberían importar poco o nada.

Cuentas, no las distancias sino las horas que te separan de ese que piensas es tu lugar. El mismo que dejaste atrás y esperas encontrar cuando la idea del retorno apremie.

Volver, regresar, reencontrar serán las inevitables víctimas de la transformación, de las ganas permanentes, de las dudas, e incluso del riesgo que puede llevarte a la convicción.
Un paso adelante y otro más haciendo espacio entre olores de añoranza, entre el sabor de la sorpresa y la sensación de recobrar aquello que sólo la distancia se lleva.

Transitas, sí transitas como un observador permanente ávido de experiencias que compensen esos primeros días en los que crees que no perteneces a nada y que aquello que consideras es tuyo se quedó unas cuantas horas de vuelo atrás, pero transitas.
De pronto y sin ser un proceso conciente comienzas a pertenecer. Tu rostro se vuelve conocido y tus sentidos ya no libran una batalla de fuerza, por el contrario se acomodan y se establecen. Las leyes de la adaptación se apoderan y más que sobrevivir, vives, convives, descubres, experimentas, conoces y reconoces que puedes tener un lugar incluso a más de 9 horas de tus memorias.

Comienzas el día sin costumbres, llega la tarde sin hábitos y la extraña noche se acomoda por aquello de las diferencias horarias que cambian tu biología interna y te diseñan un nuevo esquema. Pronto te haces cómplice del cambio, comienzas a notar que tu experiencia no es única, se multiplica entre muchos que dieron el paso de caminar en una nueva historia.

Te identificas y te agrupas. Los días se te hacen más personales, propios, entre las abundantes diferencias con las que no puedes hacer algo distinto a crecer. Terminas dejándote seducir por esa abrumadora y encantadora avalancha de experiencias. Te vuelves otro, ¿mejor? sólo otro. Uno que aprendió a lidiar con las diferencias y se creció en ellas. Uno que sabe que esta marcha se trata de aprendizaje. Uno decidido absorber hasta el último acento que te enriquezca.

A la par de todo este devenir de historias el tiempo ha seguido su curso aquí cercano y allá de donde a diario recibes cartas, bendiciones, llamadas de larga distancia que te mueven los recuerdos para que no olvides de dónde viniste. Lugar en el que dejaste una puerta abierta y detrás de la que habrá en todo momento la posibilidad de tocar de cerca tus memorias y regodearte entre el tiempo que te hizo crecer.

Vuelves siendo otro ¿mejor? insisto sólo otro.

¿Volver?

 Hace poco cumplí 4 años viviendo en España y como para variar en este tipo de fechas estuve haciendo un análisis de lo que se ha hecho, lo que no, lo que viene, lo que falta, lo que sobra y demás pendejadas que se le da a uno por pensar en este tipo de aniversarios.

Pensé en lo difícil que puede ser volver a mi país en este momento cuando ya no se ni de donde soy, si de la tierra del vallenato, el divino niño y las arepa e`huevo o del de las sevillanas, las sardanas y los toreros o peor de ninguno de los dos.

Pensar sobre un posible retorno a mi país, sobre lo que me podría encontrar o cómo sería volver después de tanto tiempo fuera viviendo otra realidad es en estos momentos una utopía pues por ahora sigo plantado por acá, cada vez con más proyectos, cada vez más integrado pero aun así surgió la necesidad de preguntarme ¿y si regreso qué?

Se me ocurrió entonces darle la palabra a unos cuantos amigos  que han vivido de este lado del charco y ya han vuelto a sus países de origen, ya saben lo que es vivir de nuevo allá y ya saben lo que es aprender o reaprender ciertas actitudes, comportamientos o modos de ver la vida.

La idea es plasmar en un par de post (economía del espacio) sus nuevas experiencias y como cambió su manera de ver la vida estando acá y ahora volviendo a estar allá.

Entonces que hablen los invitados.

Liliane Dutra Brignol, Brasil, periodista.

No es una tarea fácil hablar de la experiencia de ir y venir. Sobretodo porque, como dicen los estudiosos de las diásporas, estamos todos de algún modo lejos de casa. Pienso que, unos más, otros menos, vivimos en transito. Pero quien aventura la experiencia de hacer las maletas y cruzar fronteras (no solo de países, sino también de culturas y modos de vida) es impactado para siempre por un sentido de desplazamiento que, creo, nos acompaña donde quiera que estemos.

Ya se me olvida el castellano que tanto me ha costado aprender. Fue sólo un año en España y ya sabía exactamente cuando tendría de volver. No sabía que me costaría tanto. Siento una “saudade” de Barcelona – y aquí sólo puedo usar la palabra portuguesa para decir cuando algo o alguien nos echa de menos. Es una leve sensación de vacío por lo tanto que he vivido en sus calles, plazas, barrios, por la gente que he conocido.

No tengo una conclusión muy clara sobre que significa volver. En los primeros días, seguramente, es fiesta: comer churrasco, tomar mate, estar con la familia, con los que amo. Luego se empieza a mirar la ciudad, la gente y sus costumbres con cierta extrañeza impensable si no fuera por la distancia. Después viene la nostalgia y un intento ingenuo de comparación entre lo que dejamos afuera y lo que tenemos acá. Pero la experiencia no está hecha solamente de añoranza. Queda la sensación, no muy tranquila, de que pertenecemos a muchos sitios al mismo tiempo. Que volver y partir hacen parte del mismo movimiento.

Paul Brito, Barranquilla, Escritor

El hábito de la desintegración

Acuciados por la nostalgia, muchos emigrantes latinoamericanos terminan volviendo a su tierra. El regreso al lugar donde crecieron, donde se enamoraron por primera vez, donde sus abuelos todavía viven en cuerpo o memoria, es una experiencia emocional. Pero, sobre todo, una experiencia intelectual. ¿Quién podrá abstenerse de sacar diferencias, de sopesar lo que volverá a encontrar frente a todo lo nuevo que ya ha vivido?

Si un día muchos encontraron defectos y carencias en la ciudad o país que los recibió, en sus personas y costumbres; si muchos se quejaron por la ausencia de algún valor que abundaba en su sociedad natal, ahora seguramente vivirán la experiencia contraria: armados de una nueva visión del mundo, de una serie de valores o virtudes recogidos casi inadvertidamente en su nuevo hogar, criticarán y rechazarán los prejuicios locales y las anomalías y tramoyas autóctonas en las que una vez estuvieron sumidos sin darse cuenta.

Esa lucidez, fruto de una eterna condición de desterrados, los lanzará para siempre a desmontar las sociedades a las que lleguen y a desmontar también sus propios referentes y su propia identidad. Se puede decir que, desde el momento en que uno abandona su país, adopta el hábito de la desintegración que para muchos es afortunadamente la mejor forma de deshacerse de nacionalismos peligrosos, defectos históricos y cicatrices colectivas, y alcanzar su propia identidad como seres humanos.

—-

Y tu ¿has vivido fuera y ahora vives de nuevo en Col. ? ¿cómo ha sido el cambio? o ¿vives fuera y te has preguntado como sería volver a vivir allá?