Category Archives: Colombia

uiototos 11

En Los Monos la vida es distinta

UNO
Es de noche, el día de rodaje fue largo e intenso. Hay muy poca luz en Los Monos, solo se ven dos breves luces en la distancia e irme a bañar en el tanque detrás de la maloca no parece una opción atractiva. Y entonces aparece la lluvia.

Justo al frente de la cabaña que nos prestó Diogenes me baño en ella, es lluvia amazónica, algo debe significar, algo distinto debe de tener. Yo simplemente dejo que el agua caiga durante una hora y me voy a dormir totalmente renovado.

uiototos 20

DOS
Como puedo me monto en el peque peque, una pequeña canoa de madera cuyo motor es una guadaña (los indígenas también hackean para sobrevivir pensé la primera vez que vi una), vamos Diógenes, su sobrina Dora y yo. El motor se enciende -el sonido peque-peque-peque-peque que hacen la aspas en el agua hace que el nombre tenga lógica- y nos adentramos al Río Caquetá.

Continue reading

bacatá

Bacatá: 1 año

¿Te acuerdas de la primera vez que saltaste?

Yo si, fue hace 10 años, mi primer salto fue justamente perder el miedo a saltar, con el paracaídas puesto o sin el.  A dónde salté en ese momento es irrelevante hoy…

Y así me la he pasado todos estos años, saltando una y otra vez, con respeto pero sin temor, con ganas y mucha tranquilidad, con la seguridad de que siempre, de una forma u otra, he sabido (y me han ayudado a) aterrizar.

Hace un año exacto, después de un par de días por carretera, llegué a Bogotá a dar otro de esos saltos.

Ha sido uno de los años más intensos de mi vida adulta. A decir verdad ha sido un año muy duro, jodidamente duro. Se tomaron decisiones valientes y ellas casi siempre traen consigo un importante -y necesario- periodo de reacondicionamiento.

Venirnos como familia (gracias Yeli, gracias Marti) a Bogotá fue dejar ir muy lejos las confortables zonas con las que ya se contaba, cambiarlas por espacios de deriva, de exploración, de descubrimiento, de caos, de serendipia…

Estos cambios, los muchos que se han hecho, han traído consigo dudas y muchas novedades, sobre todo muchas historias por contar, pero acá estamos, acá seguimos con la misma energía y pasión del primer día…

Nadie dijo que iba a ser fácil, tampoco nadie dijo que queríamos que lo fuera…

Gracias Bacatá por un gran año, nos has recibido bien, el hogar es siempre donde uno está, se lleva al hombro, así que hay que gozárselo… Y vaya si nos lo hemos gozado.

También quiero dar mil gracias a todos los que nos han ayudado a aterrizar bien, ustedes saben muy bien quiénes son…

Pilas 2015, te estamos esperando, acá, en Bacatá…

Keep walking llave… Keep walking.

 

Pare destruido

Caminando…

Camino bajo el sol de mediodía, sol corroncho de mediodía le dicen, de Curramba, La Arenosa, Barranquilla La Bella. No acostumbro a caminar mucho por la ciudad, los afanes del día a día me han alejado de esa terapia necesaria.

Me tropiezo con el obrero, con el oficinista, con la enfermera y con la secretaria. Cada uno me cuenta una historia, cada uno me mira y me dice cosas al oído.

El obrero me dice que la jornada estuvo pesada, que su jefe lo mando al carajo un par de veces y que cree que su mujer le pega los cachos con el cachaco de la esquina, que el almuerzo le supo a mierda y que su hijo no quiere ir a estudiar, aun así me cuenta que está feliz porque está esperando un hijo (dudas, malditas dudas), que el último mes ha entendido tres cosas de la vida y que hace poco retomó el contacto con su viejo que hace rato no veía.

El oficinista lleva una risa de oreja a oreja, acaba de recibir un ascenso, el jefe le aplaudió dos ideas y le celebró tres más, está posicionado en su área como nunca antes, la secretaria de gerencia le está haciendo ojitos y ayer se echó un polvo, en el baño de servicio que no es lo mismo, con la de contabilidad, aun así en el fondo de su corazón cree que algo malo viene, no entiende el porqué, no sabe para donde va todo, pero tiene una mala vibra, es como con las brujas, no cree en ellas pero de que las hay las hay…

La enfermera viene de poner una inyección a un viejo verde que le intento agarrarle el culo, eso que normalmente le molestaría hoy le ha dado risa, esta mañana se levantó de buen animo, entendió que todo es más fácil si se mira desde la óptica adecuada, que vengan y le agarren el culo es lo menos malo que el puede pasar hoy. Quizás esa prueba de embarazo negativa que dejó en el baño esta mañana puede tener algo que ver…

La secretaria, la secre o Lully trae un rostro inexpresivo, le pregunto que debo entender de su cara y me dice, piensa lo que te de la gana, me es igual. Excelente, ya ahora hay una actitud. le digo que el pintalabios se le corrió y que una media está rota, voltea, me mira fijamente y me dice, no es la forma imbécil, es el fondo. Me quedo de piedra. Parece un deja vu.

Me paro en la esquina, un semáforo destartalado me dice, ROJO, ten cuidado, AMARILLO, está atento, VERDE, adelante, keep walking, keep dreaming, keep doing, dale Jhonie, dale…

Me acuerdo de Melendi…



Voy caminando por la vida, con pausa, pero sin prisas
procurando no hacer ruido, vestio con una sonrisa, sin complejo ni temores, canto rumbas de colores y el llorar no me hace daño siempre (y) cuando tu no llores…

 

No se empute viejo David… (David Sanchez Juliao – QEPD)

“Nos hablaba de un poco de vainas que nojoda, no tenian un carajo que ver con las vainas que le rayan a uno el ojo de tanto mirarlas todos los días acá en Lorica. Nos hablaba dizque de Napoleon y su Watergate, de Simon Bolivar y su azúcar Manuelita refinada, de la torre infiel de paris, del museo de la ubre, la universidad de lavaina y vaina, ñerdaaa y un poco de vacilones ahí raros.

Ñerda y nosotros que carajo, mira nosotros queríamos sera era pitcher de la Selección Colombia, porteros del junior de Barranquilla, guacharaqueros de Alejo Duran, cantantes de los Hermanos Martelo o sparring de Pambelé. Vainas bacanas, estimulantes…
El Flecha – David Sanchez Juliao

David Sanchez Juliao

Foto vía Terra Colombia.

El recuerdo que viene a mi cabeza es estar sentado en algún bar perdido de Barcelona, seguramente el popular Panxot, tomando una cerveza con el combo del Grupo Copera y hablando sobre “El Flecha” y “El Pachanga” los dos personajes más famosos y reconocidos del escritor loriquero, caribeño, costeño, David Sanchez Juliao.

En la distancia, del otro lado del charco las necesidades de verse reflejado y reconocido nos llevaban a buscar los referentes más distorsionados de nuestro sentir caribe y el Flecha, el Pachanga y la mayoría de personajes del escritor loriquero tenían todo para ser esos referentes buscados.

Bastante nos reímos contando y repitiendo diversos fragmentos de estas narraciones de esos personajes imaginarios, de esos perdedores agradables, de esos personajes que quisiéramos que no estén pero están ahí, en nuestra costa, en nuestro caribe, en nuestro sentir…

Hoy en la madrugada murió David sanchez Juliao, no sólo conocido por este par de personajes sino por multitud de novelas, cuentos, guiones para cine y TV y muchas otras obras creativas en las que siempre, oígase bien, siempre estaba en el aire su sentir y amor por la tierra, por la región que le vio nacer y crecer.

No se empute viejo David, no se empute… Paz en su tumba

Les dejo la grabación de el flecha

http://www.goear.com/files/external.swf?file=5984a30

Y también pueden divertirse con los acertados comentarios de “El Pachanga”

http://www.goear.com/files/external.swf?file=79bf45b

Bonus Track…

“…porque yo no sé en este país cómo un carajo de carpintero, latonero, albañil, jarreador de agua, embolador, vendedor de Marlboro, minorista e’ Kent, carretillero, jarria-bulto, portero de cabaré’, picolero, cabrón de puta vieja, ayudante’ bu’, fabricador de jaula, vendedor de raspáo, chasero, escritor, administrador de un agáchate, mandadero, vendedor de maní, acordeonero, serenatero, fotógrafo de bautizmo, consolador de legendarias, sacristán, voceador de perdiódico, vendedor de tinto, llantero, mecánico o empalmador puede vivir.”

escribo porque no me escuchan, graffiti en Barranquilla

¿Loco yo? loco tu…

Las manos para aplaudir, las sensaciones para sentir, los oidos para experimentar, los ojos para crear.

Tantas ganas de sentir, pensar y crear que se quedan bloqueadas por simple pensamientos que no son mas que tiros al aire de un mal cazador.

Sueños, ¿eso qué es? sentimientos, ¿what are you talking about? creatividad, Je ne parle pas frances…

Locuras, extravagancias, extensas divergencias en un extraño mundo de sueños del que no nos levantamos porque nunca sabemos a que hora nos acostamos.

Credibilidad, marca, ideas, discursos,  nada es real, todo es mentira, todo es real nada es mentira, quien dice la verdad, quien dice la mentira, qué es verdad, qué es mentira?

Buen viento, la buena mar ya está…

 

no entre perros bravos Barranquilla

La punta del iceberg

Somos lo que somos, siempre, no hay manera de dejar de serlo si no queremos. Estamos llenos de fantasmas, recuerdos y miradas que van de un lugar a otro sin pensarlo.

Aun así, de bocas para afuera tenemos vidas perfectas en las que somos los reyes del mambo; facebook, twitter, los blogs y cualquier cantidad de espacio virtuales nos han permitido gritar al mundo lo que somos, lo que hacemos, para donde vamos, de donde venimos y a donde queremos ir, aunque muchas veces esta fachada no es sino sólo la punta de ese gran iceberg que es nuestra personalidad y nuestra manera de ser.

Parece que somos más que personajes públicos, que contamos toda nuestra vida en caracteres y en realidad, aunque no pareciera, nos guardamos muchas, muchas cosas, tanto buenas como malas, quizás por ego, quizás por preservar eso que llaman espacio personal, ese lugar en el que todavía nos contamos nuestros propios cuentos y leyendas sin tener que compartirlos con más nadie, quizás porque no nos da la gana de compartirlo todo, simple y llano.

Aun así después que cerramos el PC y soltamos el teclado  nos encontramos con nuestros propios monstruos internos.

Hace rato, más joven,  iba libre por el mundo,  sin ideas ni preconceptos  en la mente, sin comerme la cabeza, sin agenda, sin alarmas y sin nada que me marcara el camino. Creo que era feliz.

Hoy, no muchos años después, tengo mi escritorio lleno de post its que me recuerdan citas y compromisos adquiridos, la alarma suena insistentemente recordándome todo lo que tengo que hacer, tengo unas cuantas responsabilidades y mi cabeza es un cúmulo de ideas constante que -quiera o no- no para de armar revoluciones, aun así soy feliz, o creo serlo. Hago lo que me gusta, tengo un montón de planes para vivir la vida y aunque a veces me pregunto en qué momento deje de pensar o sentir ciertas cosas creo que no es más que un paso más en ese largo camino que llaman madurez. De hecho, ¿a que hora empecé a pensar en la madurez?.

Por eso saco ideas, roto pensamientos, miro al techo, ese sitio a donde miro siempre que quiero preguntarme cosas y simplemente me quedo con la idea en la cabeza de que el monstruo interno es un simple gatito con garras de león que a veces se asoma en nuestros pensamientos con ganas de llamar nuestra atención.

Pese (o gracias) a eso la imagen final que queda en mi es que todo esta bajo control, mucho más del que se quisiera tener de hecho.

Ahí va, esos son los pensamientos de un domingo en la noche, son los que hay…

desconectado, enchufe, conexión

Estoy en Campus Party Colombia 2010 #yque

Podría ponerme  a explicar en palabras exactamente que hago una semana encerrado en Corferias, durmiendo en carpas, en el suelo frío, comiendo una comida no muy recomendable y corriendo de un lado al otro con mi cámara, pero me da pereza. Prefiero mostrarle imágenes para que vean porque estos días han sido del carajo.

Area Campus Dia 1

Campus Party Colombia - Llegada

Campus Party Colombia - Llegada

Campus Party Colombia - Llegada

Campus Party Colombia - Llegada

Campus Party Colombia - Llegada

Campus Party Colombia - Llegada

Nuestro sitio de trabajo

Bueno, como para que no se queden con la duda, estoy en Campus Paty, el mayor evento digital que se realiza en colombia, participando en el área de cubrimientos alternativos y asistiendo a todas las interesantes conferencias de todo tipo de temas digitales y web dos puntocero que hay.

Si quieren ver fotos, videos y status al respecto pueden pasar por http://campus.armadillomedia.tv y las transmisiones en vivo en http://armadillomedia.tv/live

Que se le va a hacer, ya soy “uno” de esos que se mete a planes digitales y ñoños de la web, pero gusta y gusta…

 

Televisión, televisor, TV, graffiiti, Barranquilla

Querido estudiante/a

Querido/a estudiante/a (eso de la corrección política de género, tu sabes), si somos “amigos” en Facebook ES PARA taggearnos en fotos, chismosear fotos, ver videos, leer notas, dejar saludos, decir “me gusta”, mandar spam polìtico, recordar cumpleaños, pasar propinas, mentar la madre, recordar teléfonos, decir “hola profe”, reírnos con los status, chismosear la novia/o-tiniebla/o-esposa/o, suspirar con fotos, soñar con mundos mejores o simplemente para perder el tiempo.

NO PARA preguntar cosas académicas, solicitar subida de notas, revisiones de parciales, programar visitas a la oficina, generar nuevas inquietudes, preguntar sobre la lógica de Kant ni nada que tenga que ver con el ámbito estrictamente académico salvo contados casos de vida o muerte.

Para todo eso está el correo institucional que TANTAS veces les he repetido en clase durante el semestre, para todo lo demas está Mastercard.

Gracias. (se siente un respiro)

Atte.
El profe

 

Si no conoce el perro no le pise la cola, Barranquilla, Bus

Vicios…

Cada mañana lo veo sentado en la tienda de abajo de mi edificio, cada mañana entro, corriendo para variar, a comprar mi desayuno de taxi y lo veo. Son las 7.30 am y ya hay a su lado una botella de ron blanco vacía y otra a medio terminar, o medio comenzar, según el grado de optimismo de quien esto lea. Su barba larga, sus ojos perdidos, su mirada enredada, sus pelos al viento, su todo habla del estado del que ya el vicio no le hace ni le deja hacer. Siempre lo veo de reojo, con respeto, sin meterme a su rancho, respetando su vicio. Hoy no me aguanté.

- ¿Y tú porqué bebes tanto? - Le dije con altanería y soberbia.

Y el sin inmutarse, se sonrío, me miró de arriba abajo, ahí tan ancho, con mi pinta de jefe que no quiere serlo, con mi camisa seria y mi mochila terciada, con mis zapatos brillantes y mis jeans un tanto desteñido, con mis lentes de nerd y mis pulseras de hippie, con mi todo, simplemente me miró y me dijo.

- ¿Y tú porqué trabajas tanto?- y me quitó la mirada.

Tal cual, cada quien tiene el vicio que quiere tener, el de él el alcohol, el mío, no sé a que horas, el trabajo. Así vamos.