Category Archives: Crónicas

Marcha a favor de los secuestrados de Colombia en Barcelona

[blip.tv http://blip.tv/play/AcPPPgA]

Estos días han estado como movidos y ya el cuerpo no da para más, se edito el video de la marcha a favor de la liberación de los secuestrados en Colombia y aquí lo tienen, como para dar un poco más de información sin que caiga en el camino replico el comentario que dejé en la crónica de Victor Solano de la marcha en Bogotá.

Acá en BCN con un sol que ni pintado y unas cientoypico de personas el evento salió mucho mejor de lo que se esperaba. Se hizo un recorrido bastante largo que empezó a las 12 del día saliendo desde la Torre Agbar llegando hasta el recinto del forum en donde se festejaba a su vez la fiesta por el día de independencia.

Los organizadores fueron los mismo de la marcha del 4F por acá y hablando con ellos me dijeron que sabían que la gente respaldaría la iniciativa pues “todos queremos llegar cuanto antes a un estado de seguridad y bienestar en el que ningún colombiano esté privado de la libertad y en la distancia uno tiene que poner sea como sea su granito de arena”.

Dentro de los asistentes se vieron jovenes, personas mayores y muchos extranjeros acompañandonos a gritar “si se puede”, incluso en el camino una argentina se encargó de pedirme los datos de donde publicaría el video y las fotos pues “me interesa ver el recuento y sobre todo me interesa mucho que Colombia alcance la paz y que sepás que me encanta ver como se han unido para combatir a esos guerrilleros pelotudos”

La nota anecdotica fue el puesto de empanadas, papas rellenas y refajo que ubicó en toda la ruta de paso de la marcha un paisa de esos echaos pa’ lante que cuando me acerqué a comprarle algo de beber y le bromee sobre la tremenda ubicación me dijo con una sonrisa de picardía “claro pues, es que ¿porqué crees que dicen que cuando el hombre llegó a la luna ya había un paisa vendiendo arepas?”

Offside
Pidiendo vía…

Como estatuas o ¡¡¡que viva el 20 de julio carajo¡¡¡

[blip.tv http://blip.tv/play/AcOcXgA]

 Descargar (Click derecho + Guardar como)
WMV|FLV|IPOD|Embed

No se si llegar a denominarlo del todo como un Hapenning pero esa era la idea, crear un evento en vivo, que llamara la atención y que hiciera que los que paseaban por La Rambla de Barcelona -mundialmente famosa por sus estatuas humanas- se pararan a mirar y a preguntarse que hacía ese loco de sombrero vueltiao y mochila montado en un banco, con una bandera tricolor y con pose altiva de estatua.

Algunos conocían Colombia y nos dieron muy buenas referencias,  otros no tenían muy claro si era un país de suramerica o una ONG pero igual aprovechamos para dictarles catedra de todas nuestras potencias.

Ya sabemos que hay mil y una razón para sentirnos orgullosos de ser colombianos pero en días como este en el que festejamos nuestra independencia de los chapetones y recordamos la “inocente” rotura de un florero no está de más ponernos patrióticos  y gritarlos a los cuatro vientos…

¡¡¡QUE VIVA COLOMBIA CARAJO¡¡¡

Cabe resaltar que este fue un video que por sus caráteristicas no hubiera podido realizar sólo, por lo que doy gracias a Iliana Ferrer -Producción- , Mauricio Carrillo -Guión y Cámara 2 – y Mauricio Marín -Arte y Cámara 2- así como también agradezco a Belén, Yelin y Fernando y hasta al payaso tricolor.

Aquellas miradas…

Desde hace un tiempo tengo una sensación bastante curiosa e interesante: aunque sé que mi color de piel (a mi pesar, cada día más claro) me delata, los colores de mi ropa refuerzan las sospechas que no soy de este lado del océano y que mi acento y expresiones colombianas son imposibles de esconder (cosa que no me interesa, por el contrario las cuido lo más que puedo), desde hace un par de meses tengo la inmensa fortuna que la sensación de ser muy diferente a los demás, es cada vez menos habitual. Incluso algunas veces se me olvida que soy diferente. Pero eso tiene sus inconvenientes. Una cosa es como me siento, y otra como me ven y eso no se me puede olvidar.

Fragmento de “Miradas que matan” de Oscar Chamat del blog Las miradas perdidas o el arte de soñar despierto.

Juro que no le quitaría ni una coma a este párrafo.

Ya se que en este blog se es poco dado a hacer análisis, ni miradas lejanas/cercanas ni siquiera acercamientos de mi verdadera realidad intento hacer  pues creo que me da un poco de respeto lo que podría encontrarme y es poco el tiempo que tengo por ahora para enfrentarme a esos demonios interiores que todos tenemos.

Por el contrario Oscar, conocido y amigo bogotano, ibaguereño, bumangués y paisa -ni el mismo lo tiene claro ;-)- y ya casi barcelonés por el tiempo que lleva en estas tierras, es muy dado al acercamiento, al análisis concienzudo y  a poner en práctica sus miradas perdidas en asuntos de actualidad y de su propia cotidianidad.

 Vuelvo a lo que me trajo.

Leí este post de Oscar sobre las “miradas que matan” hace mucho tiempo y enseguida me sentí identificado, no lo había comentado antes por lo de siempre: tiempo y esas pendejadas de la vida cotidiana.

Llegué a pensar en postear el articulo al completo sin ningún comentario de mi parte y es que siento como si lo hubiera escrito yo, pero no, no lo escribí yo y como para que no quede en lo anales de la historia que robo historias ajenas paso a dar mi visión de estas ajenas miradas que a veces nos obligan a replantearnos nuestra realidad.

Y dice…

Vivir fuera del país es, la mayoría de las ocasiones, una decisión netamente personal y tomada por gusto propio; nadie nos obliga a permanecer fuera del país, recordando como becerros el jugo de mango, el pescado frito, el abrazo de la mamá y la calidez de la gente colombiana. Estamos por fuera porque lo decidimos y… Continue reading

Carajo, aquellas noches…

En serio no se que es lo que tiene la noche…

Ya han pasado dos semanas desde que volví a la doble rutina de trabajo que he tenido hace mucho tiempo, a decir verdad después de diecipico de horas de trabajo lo que menos me provoca es salir de fiesta. Decidido, me voy a dormir, bueno es un decir.

Salgo del trabajo, la noche ya empezó hace un largo rato, por las calles ya hay más de uno que borracho y/o  drogado grita al cielo su alegría y felicidad,  yo miro ese mismo cielo y las pocas cervezas me hacen ver una simple luna casi llena. ¿feliz? no lo se, enigmática más bien.

Entro al metro, son solo unas pocas estaciones pero hoy no quiero caminar, el anden está lleno, es puente en BCN por Sant Joan así que la gente y las hormonas están a tope. Llega un grupo de 5 “chavales“, uno saluda al listo de al lado que va con 5 “guiris”* buenísimas. Las chicas saludan al recién llegado con un largo hellohowareyouimfinethankyouwhereareyoufrom que sólo pudo ser interrumpido por la cara de desconcierto del chaval y su pronta retirada. Ahh, parece que al final el ingles si sirve para algo. CARAJO A este le falto centavo para el peso.

Me subo al tren, a punto de cerrarse las puertas llegan corriendo otro grupo como de 10  mujeres entre los 25 y los 50 años, sus cabezas las adornan unas estridentes y coloridas antenas que haría parecer a las del chapulin colorado simples palillos. Sonríen entre ellas, hablan en ingles, francés y castellano, una locura de lenguas que al final termina  fundido en un simple ¡QUE VIVA LA NOVIA¡ y agrego yo… CARAJO.

El tren ha parado. En la acera del frente dos jóvenes, tremenda botella de cerveza en mano, corren  a toda velocidad por el anden, el tren no ha llegado simplemente hacen un poco el tonto, nada nuevo ni extraño. Uno de ellos coge carrera, trastabilla un poco y se cae, la botella que lleva en la mano se parte y juraría que alcancé a ver una mancha roja en su camisa. No pude saber más, mi tren salía. Igual está ahora en un hospital,  ¿me importa? ni un CARAJO.

Empiezo a medio cerrar un ojo, el sueño acecha. Los abro y veo a uno de nacionalidad indefinida metiendo su mano en la mochila de su vecino de asiento que duerme plácidamente después de quien sabe cuantas horas de trabajar, trabajar y trabajar. Me doy cuenta, aplaudo duro, tan duro que el tipo se levanta y el vecino se recompone en su asiento y me mira con cara de  hellohowareyouimfinethankyouwhereareyoufrom  sólo me queda la duda de si alguien haría lo mismo por mi, algo me dice que no. CARAJO.

Con el lobo acechando me mantengo con los ojos abiertos, me bajo en mi estación y sanseacabo.

Salgo a la superficie, enciendo un cigarrillo, miro a la luna y vuelvo a preguntarme ¿Feliz? o ¿enigmática.

*Extranjeras

Offside
Como debe ser…

Tópicos

Noticiero de las 3 de la tarde
“El día de hoy en nombredeunpuebloperdidodeespaña un ecuatoriano acuchilló a su pareja frente al hijo de los dos, en 2007 se tramitaron más de 125 mil denuncias de violencia de género y un alto porcentaje de los agresores era de origen extranjero principalmente marroquíes y suramericanos”

Claro a eso se refería, con razón estaba tan molesto.

Retrocedo un día.
Vagón del metro – hora punta

– Siéntate por favor- el acento y sus rasgos indígenas lo “delataron” como peruano.

La linda rubia, más catalana que el pa amb tomaquet, lo miro de arriba abajo, detallándolo como si fuera una miss en un concurso de belleza y luego dijo con bastante desprecio

No, gracias. Ya estoy servida. Así voy bien – y se quedó tan tranquila.

Todo el vagón dirigió su mirada hacia la “pareja”, la mayoría hacía caras de desaprobación hacia la actitud grosera de la mujer, algunos desviaron la mirada como diciendo yo haría lo mismo y yo tomando nota mental de la situación.

El peruano se quedó primero asombrado y después molesto, explotó.

Claro, uno va de gilipollas y que queriendo ser caballero y amable y no lo dejan, supongo que doña catalana preferiría que le hablara con voz de borracho o que le diera un par de golpes para así poder cuadrar en el estereotipo de maleducados y violentos que tenemos los distintos, los que no tenemos un pedazo de cartón que nos acredite como ciudadanos de primera.

Silencio total en el vagón.

En la siguiente parada el peruano se baja con toda la dignidad posible y grita.

– No le vuelvo a ceder el asiento ni a mi agüela.

Supongo que siguió caminando hacia la salida mientras pensaba ¿Caballero? los de la mesa redonda…

Offside
Con el fin de semana llega lo nuevo, lo bárbaro, lo de no creer… que sea lunes SISPLAU

Si, para mi siempre será BarceLoCa

No se, si será por el cabello “largo” y la barba poblada que luzco estos días o -para variar- por mis miradas escrutadoras, el hecho fue que la “tía” paró su labor, me miró fijamente y señalando la maquina afeitadora que aferraba en su mano me dijo: vols que et talli el cabell (quieres que te corte el cabello). A decir verdad ya estoy un poco harto de estos pelos y me lo hubiera pensado… de no ser por que la susodicha no era una peluquera en un elegante salón de Gracia sino una hippie, con grandes rastas, olor desagradable, unas mallas, dos camisetas algo grandes para su tamaño y un porro (no de los que se bailan) en una mano y que con la otra rapaba uno a uno a un grupo de amigos que con litrona de cerveza en mano esperaban su turno en la mitad de una pequeña y escondida plaza de la ciudad. Si, se rapaban en la mitad de la calle.Sigo caminando, 3 años en Barcelona me han curado de incredulidades, acá todo es posible.

Se me hizo tarde me toca tomar el metro, cuantas historias por contar, entro a la estación. Me extrañó no ver al único indigente de BCN al que le creo y por el contrario encontré a un hombre aún mayor que sostenía una pequeña caja con varios paquetes de pañuelos desechables de papel. Paso a su lado, alcanzo a escuchar que me ofrece 3 paquetes por un euro, sigo mi camino hasta que me detiene la explosión… el estornudo mas fuerte y sentido que he escuchado en mi vida, autor material: el vendedor de pañuelos, afortunadamente nadie mas que el mismo salió herido por sus escupitajos , estira sus brazos recoge la manga y se limpia completo con la camiseta.

Y los pañuelos que tiene en la mano ¿qué? de adorno o simplemente el tipo es un mal publicista… bueno supongo que en este caso mi abuela diría mijo es que la masa no está para bollos”. Menos mal que a este no le creí.

Al final del día de la noche salgo del trabajo, las calles de Gracia ya están en silencio, se oye un ruido, seco, otro, otro, otro… dos “tías” juegan al fútbol en la mitad de la calle con una lata de cerveza aplastada, adelante de ellas un amigo se ríe escandaloso mientras se empina una botella de autentico cava catalán. Primer pensamiento: ¿cava catalán en la calle? Segundo pensamiento: ¿un miércoles? Tercer pensamiento: porque siempre se cuela algún borracho en estos rollos mentales.

Offside
Vuelve todo a la normalidad, a gusto con el estatus. La felicidad es en definitiva un plato de extraños ingredientes…

Cómo no creerle…

“Gracias de corazón que me falla el corazón”, entrada del metro, un bote con tres monedas de 50 céntimos y una de 1 euro y a su lado este cartel ¿no podía ser más explicito?, quien sabe, pero si no, su cuerpo si lo era: una delgadez extrema y un muñón en cada una de las rodillas como parte final de su pierna me muestran la total necesidad. Cada día tropiezo uno y otro indigente por las calles de BCN, hay menos que en otras partes claro está, pero los hay y cada día debo mirar para el lado, escondiendo lo mal que me sabe, pero teniendo claro al mismo tiempo lo poco que ayuda dar el pescado y no enseñar a pescar.Mi hemisferio derecho me dice que no DEBO darle nada mientras el hemisferio izquierdo me dice que no PUEDO darle. En eso sale el periodista que todo lo pregunta y cuestiona porque dice que le falla el corazón si lo que tiene mal son las piernas. Me espero una respuesta chistosa, tipo “ahhhh es que el cartel es de mi hermano y no los turnamos”; pero no, el señor se acomoda con toda la dignidad que puede y me dice una de esas frases con las que uno quisiera no haber preguntado nada: “hijo yo nací así, nunca supe lo que era tener piernas así que que más da, por ahora lo que quiero es verme el corazón con un doctor que ese si que hace falta”.

Los dos hemisferios sigue en su pelea y mientras tanto, sin que nadie la vea, la mano derecha se desliza hasta el bolsillo, saca la primera moneda que encuentra y la echa. Sigo caminando, hoy no estoy para hablar ni para preguntar mucho. la lección del día ya la tengo.

Que se le va a hacer encontré al único indigente de BCN al que le creo.

Offside
Ánimos, la vida es grande y aunque el se fue tu sigues acá. Ánimos.

Cada cabeza es un mundo…

Carles le estaba pegando con un periódico envuelto al reproductor de CDs mientras gritaba enfurecido “funciona, funciona maldita que recién cambié tus baterías”. A su lado Joan hablaba por el móvil, mejor, discutía por y contra el móvil “me cago en la puta que te parió, me cago en la leche y me cagoentooo”. Inma, impasible observaba la escena con la paciencia y la tranquilidad de quien lo ha visto todo muchas veces, bueno tranquilidad o más bien aletargamiento de quien ha consumido todo tipo de drogas durante años y años. En realidad la única cuerda o la menos extraña en ese circo de locos era Ainhoa y los miraba a todos con aires de matrona costeña.Sumadas todas las actitudes de estos llamativos personajes la ecuación resultante sería al menos un paisaje de lo más curioso; aun así, ahora último para mi ya no lo es tanto, cada tarde que paso por la Plaça Diamant con dirección a mi trabajo me los tropiezo, más bien se los tropieza mi vista y es que es difícil no fijarse en un grupo tan dispar y tan homogéneo al mismo tiempo.

Lo se, algún día tendré problemas por ese afán, esa droga descubierta recientemente que es escuchar a la gente y sus historias.

Es temprano todavía para entrar a trabajar, toca quemar algo de tiempo. Me acerco con disimulo y sonrío al ver la pelea hombre-máquina; pido fuego, la excusa más simple y vieja del mundo para acercarme a la gente más simple y más vieja de Barcelona, ” que frío hace” digo siguiendo con las excusas. Me siento disimuladamente en la banca, en SU banca, y empiezo a dar caladas a mi cigarrillo mientras espero que me cuenten su historia.

Viajes, peleas, decepciones, problemas familiares, amores, desamores, alcohol, drogas, mucho sexo, poco sexo, traiciones. Me siento escuchando el guión narrado de cualquier tragicomedia griega, pero no, es Barcelona y el único Homero que hay es el de la camiseta de Carles que dice oouucchhh.

Como siempre, me limito a escuchar y a dar sorbos a mi lata de coca cola, miro el reloj, todavía faltan 30 minutos para empezar mi rutina, me acomodo para seguir escuchando a Ainhoa y sus eróticos cuentos de viejas, viejas anécdotas veraniegas y en eso Carles se voltea y pregunta que quien soy. Me provoca hacer control+c y control+v a su historia y lo hago, les hablo de viajes, peleas, decepciones, problemas familiares, amores, desamores, alcohol, drogas, mucho sexo, poco sexo, traiciones. Y como es de esperarse… no me creen.

Me echan de su lado, de SU banca, de SU compañía.

Me alejo, no porque me hayan echado sino porque es hora de trabajar. Estas charlas no me llevan a ningún lado, ni a más ni a menos simplemente funcionan como un catalizador de ires y venires.

Es curioso darse cuenta una y otra vez que la gente no es buena ni mala sino todo lo contrario.

Offside
Próximo regalo de navidad: Una cámara escondida, estos rollos mentales merecen ser grabados.

Cada cabeza es un mundo…

Carles le estaba pegando con un periódico envuelto al reproductor de CDs mientras gritaba enfurecido “funciona, funciona maldita que recién cambié tus baterías”. A su lado Joan hablaba por el móvil, mejor, discutía por y contra el móvil “me cago en la puta que te parió, me cago en la leche y me cagoentooo”. Inma, impasible observaba la escena con la paciencia y la tranquilidad de quien lo ha visto todo muchas veces, bueno tranquilidad o más bien aletargamiento de quien ha consumido todo tipo de drogas durante años y años. En realidad la única cuerda o la menos extraña en ese circo de locos era Ainhoa y los miraba a todos con aires de matrona costeña.Sumadas todas las actitudes de estos llamativos personajes la ecuación resultante sería al menos un paisaje de lo más curioso; aun así, ahora último para mi ya no lo es tanto, cada tarde que paso por la Plaça Diamant con dirección a mi trabajo me los tropiezo, más bien se los tropieza mi vista y es que es difícil no fijarse en un grupo tan dispar y tan homogéneo al mismo tiempo.

Lo se, algún día tendré problemas por ese afán, esa droga descubierta recientemente que es escuchar a la gente y sus historias.

Es temprano todavía para entrar a trabajar, toca quemar algo de tiempo. Me acerco con disimulo y sonrío al ver la pelea hombre-máquina; pido fuego, la excusa más simple y vieja del mundo para acercarme a la gente más simple y más vieja de Barcelona, ” que frío hace” digo siguiendo con las excusas. Me siento disimuladamente en la banca, en SU banca, y empiezo a dar caladas a mi cigarrillo mientras espero que me cuenten su historia.

Viajes, peleas, decepciones, problemas familiares, amores, desamores, alcohol, drogas, mucho sexo, poco sexo, traiciones. Me siento escuchando el guión narrado de cualquier tragicomedia griega, pero no, es Barcelona y el único Homero que hay es el de la camiseta de Carles que dice oouucchhh.

Como siempre, me limito a escuchar y a dar sorbos a mi lata de coca cola, miro el reloj, todavía faltan 30 minutos para empezar mi rutina, me acomodo para seguir escuchando a Ainhoa y sus eróticos cuentos de viejas, viejas anécdotas veraniegas y en eso Carles se voltea y pregunta que quien soy. Me provoca hacer control+c y control+v a su historia y lo hago, les hablo de viajes, peleas, decepciones, problemas familiares, amores, desamores, alcohol, drogas, mucho sexo, poco sexo, traiciones. Y como es de esperarse… no me creen.

Me echan de su lado, de SU banca, de SU compañía.

Me alejo, no porque me hayan echado sino porque es hora de trabajar. Estas charlas no me llevan a ningún lado, ni a más ni a menos simplemente funcionan como un catalizador de ires y venires.

Es curioso darse cuenta una y otra vez que la gente no es buena ni mala sino todo lo contrario.

Offside
Próximo regalo de navidad: Una cámara escondida, estos rollos mentales merecen ser grabados.

Cinco maneras de verlo…

Creo que el tipo que iba en la bicicleta casi muere de amor pues al verse de frente con la moto que casi lo deja en átomos volando se limitó a decir con su voz plena de vino “disculpe y que tenga un buen día de San Valentín”Ni San Valentín ni nada, yo corto rápido, muy rápido las verduras que darán de comer a varios que festejan el día, volteo para controlar todo lo demás, cuchillo entra, sale y ahí va, corte transversal en mi dedo, corte fugaz y poco profundo como los de las últimas semanas pero que hace salir sangre, rojo pasión, no me hace falta un querer, pero eso me recuerda y me hace venir a la mente una canción, “que pongan más bajos los techos del cielo por mucho que salto no llego…”

Por la plaza de la revolución pasean cuatro parejas, cada una de las mujeres tiene su respectiva rosa en la mano menos una de ellas que eleva sin rubor su mano vacía, se me ocurre que sea la única que no esta con su pareja pero el la abraza… supongo que es la única mujer del mundo que no se molesta porque las demás tengan rosa y ella no, eso o el tipo duerme hoy en el sofá.

El cartel que invita a la fiesta me llama la atención más de lo normal, me acerco y lo detallo, la invitación es para una fiesta SIN VALENTÍN, me río al imaginar el diseñador del cartel sólo, íngrimo, en su casa con una cerveza en la mano y la mano en el control de la TV mientras busca porno gratuito pues no hay para más, quien lo manda a andar “SIN VALENTÍN”

De lejos parecen una pareja normal, ella pelo rubio largo, el, ¿el? pelo corto casi al rapé, no son nada agraciados ninguno de los ¿las? dos, no se porqué será pero al besarse justo cuando paso a su lado siento que es el beso más real y más sentido que he visto en toda la noche.

Ti sento vivere.. in tutto quello que faccio e non faccio

Offside
Feliz día de san Valentín para todos aquellos que lo festejan….
(y la huelga llegó a su fin con funestos resultados o quien sabe a lo mejor no….)