Category Archives: recuerdos

Tallas, ganchos de ropa

V E I N T I N U E V E

Quiero escribir, pero no sé por donde empezar, tengo un gran nudo en la garganta, este 2010 ha sido sin duda el mejor año de mi vida…

El 10 de junio es uno de esos días en los que estoy más lleno de energía, mejor dicho más hiper(activo) de lo usual y cotidiano.

Siempre trato de reinventarme, cada día del año lo hago, pero el día de mi cumpleaños es el día en el que siento en mi la mayor carga positiva, creativa y receptiva.

Ya son 29 años, el tiempo se ha ido volando. No sé cómo ni a que horas pero los días del calendario pasaron a millón y acá estoy contento, feliz y disfrutando de un año más de alegrías, vivencias, revoluciones, locuras, pensamientos, ideas, proyectos, rollos mentales, dudas, certezas y todas esas cosas que le dan la sal a la vida.

Debo decir que este último año ha sido especial de sobremanera pues he vuelto, ya en cuerpo y alma, a Colombia, porque he alcanzado grandes logros a nivel profesional y personal, porque he aprendido mil y una cosas nuevas, porque he conseguido trabajar en lo que me gusta y me divierte, son tantas razones que no hay ninguna duda y por eso me lleno la boca diciendo que ha sido el mejor año de mi vida… y los que faltan.

Ya son 29, V E I N T I N U E V E, es largo ese número, es mucho tiempo, lo bueno es que se ha aprendido, se ha entendido y comprendido que todo se consigue a golpe y esfuerzo, con pasión y esmero, con ideas y acciones, copn energìa y talento, con ganas y esfuerzos.

Se ha viajado, conocido, enamorado, bailado, cantado, jodido, llorado, reido, sentido, vivido, vibrado, gritado, logrado, cambiado, evolucionado, tantas cosas, tantas vainas por contar, tantas historias para aburrir a los futuros nietos…

Con los 29, el paso previo a subir al tercer piso,  he llegado al momento de conocer que tiene mi ADN, saber de una vez por todas de qué carajos estoy hecho o al menos acercarme, ya sé que soy creActivo, apasionado, positivo, intenso, disperso, talentoso, imperativo, exigente, volatil, impaciente, capaz, responsable, cualidades, defectos, todo lo que soy…

Siempre me emociono, nunca sé por donde empezar y después no hay ni quien me pare, entonces para cerrar esta perorata toca, mejor, quiero, agradecer.

Gracias compadre, que aunque no vaya a tu casa siempre, cada noche, te agradezco el angel que me dejaste en el hombro, gracias Jackie, sé que desde allá siempre intercedes por mi, gracias Chivi, Ayda, Orlando, Alvaro, Thite, Yelin y Gladys, por siempre estar ahí, por ser parte de mi y por dejar que yo sea parte de uds., gracias a todos los que han hecho, hacen o harán parte de mi vida, GRACIAS TOTALES…

“Si quieres levantar un edificio muy alto debes cavar un agujero muy profundo”

Si la vida viene, llega hasta tu puerta (bis)
No le pongas llave, déjala entreabierta (bis)
Deja que se quede, déjala que vuele
Déjala que grite, déjala que vuelva (bis)

 

Cuadricula(dos)

Ingeniero: Alejandro puedes subirle al aire acondicionado, hace mucho frío.
Alejandro: ¿subirle? será bajarle, ¿no dices que hace frío?
ingeniero: bueno me refería a subirle los grados celsius.
Alejandro: ¿ehhhhhhhhh?

Definitivamente mi cerebro es de imágenes no de numeros ni de esquemas.

Por eso, aunque en el colegio “reventaba” números de forma natural  (por lo que química, física y matemáticas eran las materias en las que mejor me iba y para las que tenía más aptitudes -que no actitudes- mas no las que más me gustaban) y pese a que todos los profesores de esas áreas me pronosticaran una insigne carrera en las ciencias exactas mis caminos iban por otras vías.

A decir verdad siempre he sido crítico con las generalizaciones sean del colectivo que sean y en este caso cuando hablamos de la carrera que uno escoge pecaría de lo mismo. No todos los ingenieros son cuadriculados al 100 % ni todos los Realizadores de TV son chocolocos, coletos y hippies.

Cuando entraba en la universidad,  escoger Periodismo y Audiovisuales como carrera fue la segunda opción después de un intento fallido (gracias querido sentido de la vista) por acceder a la FAC (Fuerza Aerea Colombiana, no confundir con  FARC).  Aun así con el paso de los semestres me enamore de mi profesión, descubrí la TV, las cámaras, la edición, las historias, los formatos, los  documentales y hasta ahí llegaron los sueños de pilotar un avión.

Ser estudiante de periodismo -esa carrrera que tiene fama de ser poco exigente y que sólo estudian los vagos y los/las que quieren ser presentadores/as de TV- rodeado de un grupo de amigos ingenieros, arquitectos y administradores puede ser un duro golpe para el ego si no tienes claros tus ideales y el porqué de lo que planeas para tu vida; por eso me la pase mitad de la carrera discutiendo con mis amigos porqué mi carrera SI era una carrera de peso, usando argumentos como:

- Si, claro, ser ingeniero o arquitecto se ve más díficil por las horas de estudio y por tener que aprenderse largas formulas, pero si lo miras bien, dos mas dos nunca dejará de ser cuatro, en cambio en periodismo y en realización de TV no hay formulas escritas todo es creatividad y nuevas ideas, todo es pensar en cómo darle la vuelta a las cosas para innovar…

Mis amigos me miraban con cara de loco, se reían y me decian:

- Si, bueno, si tu lo dices, así será, pero pilas que llegas tarde a tu clase de manualidades, corte y tijeras y plastilina.

Después me di cuenta que la pelea no era con ellos, allá ellos si consideraban la comunicación como algo banal o no. Yo ya tenía claro que la capacidad comunicativay la generación de imágenes audiovisuales y escritas del hombre es algo importante, más es una sociedad como la actual tan interconectada, tan globalizada y tan cerca (y tan lejos) del conocimiento.

Bueno, siempre me enrollo en viejos pensamientos y recuerdos, a lo que venía hoy era a que sin generalizar formas o maneras de pensar CASI todos los ingenieros o ingenieras que he conocido manejan su manera de pensar de una forma cuadriculada -estructurada dicen ellos- tan estructurada que a veces logran desesperarme; será que el pensar audiovisualmente, sin estructuras del todo claras -aparentemente, aunque muchas veces son más estáticas de lo que parecen- o mi modo de ser algo disperso y bastante hiperactivo no me permitan seguir esas maneras tan cuadriculadas o poco abiertas al cambio o a nuevas maneras de ver y de mirar las cosas.

En fin, que después de haber vivido con ingenieros, de que uno de mis grandes (ex)amores sea ingeniera -BTW cum laude, Felicidades ;-D-  y que en mi trabajo en algunos momentos los ingenieros tengan mucho que ver con los avances o retrocesos que se hagan a nivel técnico, me quedo con mis pensamientos sueltos de que en realidad se dice bájale al aire que hace frío y con la duda si los grados celsius suben o bajan…

PD. Este post surge justo después de una semana rodeado de ingenieros y técnicos, durante una serie de pruebas que estamos haciendo para cambiar el tipo de señal de transmisión coaxial que usamos en Uni5 TV, el canal de TV que dirijo, a una señal IPTV por ethernet , tengo que decir que pese a sus posiciones cerradas y a que cada uno tiene mil ideas que quiere imponer, aprendí un monton de cosas interesantes (y unas cuantas más me han quedado de tarea para buscarlas en la wikipedia, como eso de los modelos estocasticos o algo así que me dijo otra amiga ingeniera).

Con el costeño subido…

Nunca pongo letras de canciones ni videos por estos lares  pero hoy amanecí con el costeño subido.

No encontré el video pero ahí les dejo la letra, la canción se llama Caribe soy de Cabas.

Cuando me preguntó
De donde es, quien es usted
Sentí una soledad
Que hasta la sangre se me fue
Se llega uno a asustar
De lo que cuentan por ahí
Rogué a mi corazón
Que me inspirara la razón

Y el corazón se me llenó
De Lucho, Galán y Hernández
De cumbia, guaracha y salsa picante
De Matamoros, Escalona y Benny Moré
De ballenato y de merengue puro
De Juan Luis Guerra, de Billo Frómeta
Y Ruben
Y entonces se me rellenó la boca
De puro orgullo y le contesté

Caribe soy, soy soy
A mucho honor
En donde dice señas particulares
Ponga caribe soy,
A mucho honor
El único lugar en donde aún
Se puede vivir de una ilusión

Es nuestra alegría, la que traigo yo
Para la gente mía
Que pone el pecho y el corazón
Y que trabaja el doble
Pa’ demostrar lo que son

Abrió mi maletín
Quería encontrar yo no se que
Sacó un disco de Songo
Borondongo y Bernabé
Una palmera, un son
Y una estampita de la paz
Doce cartas de amor
Y Cien años de soledad

Offside
Inspiración hay, lo que falta es tiempo.

Sacando el muerto del carro o la loca memoria

Es la típica anecdota que te cuentan los profesores en los primeros semestres de la carrera de periodismo, al menos en la Uninorte:

“No hay periodista o fotografo de la crónica roja (o amarilla, como mejor les guste) de la vieja guardia que alguna vez no haya hecho bajar al muerto del carro del forense para ponerlo en el lugar original y poder así tomar la foto”

Se referían a que cuando los plumillas y fotografos  llegaban tarde al lugar de los hechos y no podían tener el primer plano de la bala,  del cuchillazo o del atropello le pedían el favor al conductor del coche de la morgue que les dejara recolocar el cadaver justo para decirle “digan todos whiskyyyy”; si, una práctica un tanto macabra y un poco surrealista pero por lo que tengo entendido del todo cierta.

¿Y porqué carajo hablo de esto hoy? por nada en realidad, algo que me toco hacer hoy me resultó parecido y me trajo el recuerdo. No, carajo, no he matado a nadie ni le he tomado fotos a muertos.

Ya decía yo que era un error hacer ese curso para la memoria y sus técnicas de asociación de ideas.

Offside
Sarna con gusto no pica y si pica…

PVC-1, Hitchcock y algo de dolor de patria

Hitchcock decía que la mejor manera de vender el suspenso era poner una bomba bajo la mesa donde  dos personajes conversan y que el espectador lo sepa y los personajes no, así mientras ellos hablan tranquilamente el espectador estará todo el tiempo esperando la explosión.

Pero y si la persona si sabe que lleva la bomba porque le aprieta en el cuello… ¿no hay suspenso?

El jueves fue el inicio al Festival de Cine digital DIBA y la primera película en competición que se emitió fue PVC-1 un film, realizado por Spiros Stathoulopoulos un cineasta colombo-griego, que cuenta la historia de Elvia Cortez y el famoso odiado mediatizado collar bomba.

A decir verdad la tan común magnificación de los tópicos de la violencia en Colombia y el hecho que siempre se quiera mostrar a través de nuestra incipiente cinematografía el monotema de nuestra guerra interna  me aburre sobremanera por lo que mi interés inicial de ver la película era puramente profesional; como realizador audiovisual que soy me interesaba ver como había desarrollado el realizador el único plano secuencia de más de 80 minutos de duración del que consta la película. Antes sólo había visto un plano secuencia tan largo en la película La Soga una muy buena película de Hitchcock y por eso quería ver como lo resolvía Stathoulopoulos y si conseguía hacer una muestra fluida con las ventajas y limitaciones que tiene este tipo de planos.

No hay mucho que decir de la película ni del manejo de la misma a nivel visual, el director maneja de buena manera la narración y el uso del steadycam permite que el ritmo de la narración sea constante y fluido, algún plano se pasa de tiempo o hay algún silencio que no transmite nada pero a grandes rasgos se desarrolla sin contratiempos. Usa mucho los acercamientos a los protagonistas lo que aumenta la carga emotiva y hace que el tono de angustia crezca a buen ritmo. En definitiva, la parte AV que me interesaba contrastar excelente; no me gustaron algunas cosas del guión o de las actuaciones pero el plano secuencia paga la entrada. Por si les interesa miren el trailer.

Pero algo extraño pasó.

Cada palabra de los encapuchados, cada grito de los protagonistas, el intento de heroísmo del policía dentro de sus mismas limitaciones, los rezos angustiosos de la victima, la tristeza de su familia impotente sin poder hacer nada y ese ruido seco, cortante de la bomba explotando cuando se creía que se estaba a punto de desactivarla me remitieron a ese mundo, esa realidad colombiana de la que siempre estoy un poco alejado.

Se acabó la película y me quede sentado en la silla viendo rodar los créditos con algo raro en la garganta, detrás mio estaban todos los miembros del jurado joven, una de ellas, conocida mía, me preguntó que me pareció la película y yo que siempre tengo una opinión para todo me quedé pensativo y no pude responderle nada.

Creo que ese nudo en la garganta que me quedó bien podría llamarle dolor de patria.

Aún así el sólo dolor de patria es aire y pajas mentales que no logran que nada cambie pero ¿que puedo hacer en la distancia para que esto cambie?

Offside
Si pudo García Marquez en París porqué no yo en BCN.

Dos nostalgias post en uno


Ya hace un tiempo hablé de mi doble “ciudadanía”: samario-barranquillero, nacer en una ciudad y vivir casi toda la vida en otra me dejan en una encrucijada.

Esta introducción es necesaria para este post doble pues los dos servicios sociales que vengo a hacer las incluyen por lado y lado.

Como primera medida y esto lo entenderan más los lectores samarios aunque va para todos.

Podría hablarles de Carechoque, la tiradera de agua en miércoles de ceniza, el polideportivo, los partidos del Unión Magdalena, las arepas de huevo de las Zapata, los jugos de frutas en la calle 16, Taganga, Bahía Concha o el Parque Tayrona y así por un rato. Nombrar sitios, gente e iconos de nuestra samaria querida.

En definitiva, el hombre vive de recuerdos y de realidades y la realidad es que somos habitantes de una ciudad que tiene la magia de tenerlo todo.

Por eso hoy los invito a que conozcan un nuevo espacio que he creado sobre la ciudad, un espacio en el que compartir historias, imágenes y eventos de la ciudad.

HTTP://LAPERLADELCARIBE.ORG




Como segunda medida. Quiero invitarlos a que por undecimanovena vez le den una mirada a este documental que dirigí hace un par de año sobre la nostalgia por la tierra en la lejanía y que está participando en el concurso El Lugar Mejor Contado de Colombia organizado por Google (incluidas sus filiales Blogger, Youtube, etc), Revista Semana, W radio y Caracol TV. Si les gusta pueden regalarme un voto positivo (nombre del Docu: El mejor vividero del mundo) en este link.

Una ciudad se reconoce no sólo por lo que tiene sino por lo que genera, Barranquilla, Curramba o La Arenosa se las ha ingeniado para permanecer en el imaginario colectivo de sus habitantes como el mejor vividero del mundo, da igual que estén viviendo bajo el calor de sus 35 grados o en Barcelona a 10 mil KM. Un espacio lo construye ante todo el recuerdo que se tiene de el.

[blip.tv http://blip.tv/play/AYjfGgA]

Barranquilla huele a ilan ilan dice Kelly, por otro lado llega Humberto y canta “si el toro fuera de azúcar y los cachitos de panela si yo fuera garrochero cuanta garrocha le diera”; Iliana comenta que Barranquilla es un caos, pero no un caos cualquiera, un caos organizados, aclara; Noris por su parte extraña el olor del pescado frito en Puerto Colombia…

Cuatro personajes, cuatro vidas paralelas, cuatro visiones de Barranquilla que lo único que tienen en común es el sabor agridulce de la distancia, distancia de la tierra que los vio crecer y que para ellos siempre será el mejor vividero del mundo.

Documental generado con nostalgia, grabado con pasión pero sobre todo disfrutado con la alegría del que sabe que algún día volverá a disfrutar de la patria chica.

Offside
Me alegro por lo de la beca, sabes que lo mereces. Para qué decir más.

“Religión con ‘tronco’ de ángel en mi hombro…. ¿cómo es eso?”

Lector tirano

Descuido, falta de tiempo, pereza, sea el motivo que sea ninguno será valido para haber dejado de escribir sobre los temas que amablemente me plantearon los lectores tirano hace ya un tiempo.

En fin, que quiero aprovechar que se acabó la semana santa -o parranda santa o semana satán como me han dicho algunos que la nombran- (semana que sólo un porcentaje muy bajo la aprovecha para lo que se supone está hecha) para tratar otro de los temas que me “encargaron” y que pocas veces suelo tratar: LA RELIGIÓN.

El lector tirano que lo propuso se basaba en mi status religioso en el carelibro donde dice que soy “católico, no practicante pero con tronco de ángel en mi hombro” para preguntare como veía la religión.

A decir verdad si es un tema que poco trato (al igual que la política) no es porque me hagan falta bases teóricas o conceptuales para hacer largas disertaciones sobre los mismos, que de pronto también, simplemente creo que todo empezó en mis épocas de “importaculista” en los que deje de considerarlos temas de importancia y en los que tenía que gastar tiempo y por diversas fases de la vida se han mantenido igual.

Pero porque me denomino entonces católico, pues porque si creo que hay una fuerza poderosa que rige nuestros caminos, claro, eso se podría aplicar a cualquier otra religión o punto de vista religioso pero en este caso por mapas mentales, familiares y sociales yo terminé con la etiqueta de católico, eso si hago la aclaración de “no practicante” porque al ser efectivamente una etiqueta impuesta por decir lo menos por cánones sociales no me provoca cumplir con sus lineamientos simple y llanamente porque las reglas dicen que cada domingo hay que ir a la misa para que así Dios te tenga en cuenta y si no arderás en el más profundo de los infiernos.

Recuerdo cuando tenía unos 20 años, vivía en Barranquilla y tenía una novia de estrato algo elevado y adivinen cual era el plan de los domingos: ella tratar de convencerme que HABÍA que ir a misa y yo de darle mis razones por las que no.

Razón no. 1 no me da la gana de ir a misa sólo porque los miramientos sociales mandan que uno DEBE estar en la iglesia cada domingo.
Razón no. 2 no creo que para hablar con dios y confiarle tus dudas y alegrías debas estar en una iglesia, lo puedes hacer en el patio de tu casa.
Razón no. 3 no creo en las instituciones, creo en un ser con poder que desde arriba nos ayuda, no creo en alguien que nos castiga, pero sobre todo no creo en los enviados en la tierra que se encargan de malversar fondos, abusar de menores y muchos comportamientos non sanctos.
Razón no. 4 mi contacto directo con “el de arriba” hasta ahora me ha funcionado, me ha permitido sentir que tengo algo en que creer pero que ese algo o alguien no ha de imponer modos ni maneras de recibirlo.

No me voy tampoco al extremo de criticar todos los aspectos de la religión por respeto, por desconocimiento y sobre todo porque es sabido que los extremos son malos sean cuales sean.

La religión da vueltas por todo y para todos, la siente el rico el pobre, el local o el extranjero.

Me pongo a pensar en el amigo de trabajo que me dijo hace unos días que estaba que se metía a tibetano porque necesitaba creer en algo; o aquel amigo de viejas épocas universitarias que ahora es cristiano pero que igual se toma una cerveza conmigo mientras nos reímos y le miramos el culo a nuestra vecina de banca en la playa; o que decir de aquella ex que ahora prueba el budismo y esto le ha ayudado a calmarse y tranquilizar su genio y actitud ante la vida; o la china de la tienda al lado de mi casa que al preguntarle el jueves si cerraba por las fiestas me dijo que “yo no cielo nunca, leligion no impoltante pala mi, pala mi único dios en estos momentos es dios €ulo” y más recientemente aquella amiga que se fue a misa en BCN y le tocó en catalán… le quedará algo espiritual de una misa que no entendió no lo creo…

Cada uno tiene su manera de ver la vida y la religión forma parte de ello, no soy yo quien para criticar las elecciones que hace cada uno, las respeto con toda mi alma por eso también pido que respeten mi alejada (ni tanto) posición.

Offside
Siento que tengo que seguir buscándome en la vida, pero esta no es la manera. ¿Cual es?… si lo supiera.

<