¿Microvidas?

Las #microvidas han sido -como casi todos los contenidos en foto, video o texto que creo- un salvavidas…

Obligarme a estar atento, con los ojos abiertos y buscando una nueva narración en cada esquina en una ciudad como Bogotá es algo que le agradezco a este proceso creativo que ya va para dos años.

Ya voy por la 259 de 365 y espero poder finalizarlas durante este 2015.

La forma mas sencilla que he encontrado para bajarle el ritmo y la velocidad a cada día  (y a mi cabeza) es observar.

Sea con la cabeza o sea con la cámara.  Da igual.

Cada uno de estos fragmentos dentro de su simpleza son un retrato de la época en la que fueron capturados, una mirada a mi yo más íntimo como narrador, todo un álbum de recuerdos en movimiento; todo un mapa de recuerdos de estos años, un modo de recordar y recordarme…


 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *